Enclaves cidianos: Manuscrito del Cantar de Mio Cid: Códice de Vivar

Manuscrito del Cantar de Mio Cid: Códice de Vivar
Padrinos
Este enclave no tiene ningún padrino aún. ¿Te animas a apadrinarlo?
Estado de conservación
Accesibilidad
Accesibilidad para personas con discapacidad
Señalización
Difusion
Existe un ejemplar único que actualmente se encuentra en una cámara acorazada de la Biblioteca Nacional en Madrid.
 
En el siglo XVI se guardaba en el Archivo del Concejo de Vivar. Después se sabe que estuvo en un convento de monjas del mismo pueblo. Ruiz de Ulibarri realizó una copia manuscrita en 1596. Eugenio de Llaguno y Amírola, secretario del Consejo de Estado, lo sacó de allí en 1779 para que lo publicase Tomás Antonio Sánchez. Cuando se terminó la edición, el señor Llaguno lo retuvo en su poder. Más tarde pasó a sus herederos. Pasó después a Pascual de Gayangos y durante ese tiempo, hacia 1858, lo vio y consultó Damas-Hinard. A continuación fue enviado a Boston para que lo viera Ticknor. En 1863 ya lo poseía el primer marqués de Pidal (por compra) y estando en su poder lo estudió Florencio Janer. Con posterioridad lo heredó Alejandro Pidal y en su casa lo estudiaron Vollmöller, Baist, Huntington y Ramón Menéndez Pidal. Finalmente fue adquirido por la Fundación Juan March el 20 de diciembre de 1960 y el día 30 de ese mismo mes lo donó al Ministerio de Cultura, que lo adscribió a la Biblioteca Nacional.
 
Se trata de un tomo de 74 hojas de pergamino grueso, al que le faltan tres, una al inicio y dos entre las hojas 47, 48 y 69, 70. Otras 2 hojas le sirven de guardas. El manuscrito es un texto seguido sin separación en cantares, ni espacio entre los versos, los cuales se inician siempre con letra mayúscula. En muchas de sus hojas hay manchas de color pardo oscuro, debidas a los reactivos utilizados ya desde el siglo XVI para leer lo que, en principio, había empalidecido y, después, se hallaba oculto a causa del ennegrecimiento producido por los productos químicos previamente empleados. De todos modos, el número de pasajes absolutamente ilegibles no es demasiado alto y en tales casos, además de la edición paleográfica de Menéndez Pidal, existe como instrumento de control la copia de Ulibarri del siglo XVI y otras ediciones anteriores a la de Pidal.
 
La encuadernación del tomo es del siglo XV. Está hecha en tabla forrada de badana y con orlas estampadas. Quedan restos de dos manecillas de cierre. Las hojas están repartidas en 11 cuadernos; al primero le falta la primera hoja; al séptimo le falta otra, lo mismo que al décimo. El último encuadernador hizo algunas averías importantes en el tomo.
 
La letra del manuscrito es clara y cada verso empieza con mayúscula. De vez en cuando hay letra capital. Los últimos estudios aseguran que, tras analizar todos los aspectos pertinentes, el códice pertenece a la primera mitad del siglo XIV, más concretamente entre 1320 y 1330, y con preferencia en el último lustro de esta década, y fuera elaborado o encargado posiblemente por elmonasterio de San Pedro de Cardeña a partir de un ejemplar preexistente del Cantar tomado en préstamo.

La encontrarás en:
Biblioteca Nacional de España
Paseo de Recoletos, 20-22,
28001 Madrid
Apadrina un enclave cidiano
Apadrina un enclave cidiano es una iniciativa del MuseoDelCid.es que cuenta con el apoyo desinteresado de un grupo de padrinos y madrinas.

Coste

Coste cero. No te vamos a pedir dinero, solo 5 minutos de tu tiempo cada año.

¿Qué se puede apadrinar?

Puedes apadrinar cualquier enclave cidiano que quieras, lo tengamos listado en la web o no. El enclave debe ser histórico o legendario (no vale una cafetería, por ejemplo, por el simple hecho de tener un nombre cidiano). Y puede ser un lugar (La estatua del Cid de tu ciudad, por ejemplo) o un objeto o documento (La Tizona, por nombrar otro).
Puedes apadrinar un enclave que ya está apadrinado por otros padrinos o madrinas.
Puedes apadrinar más de un enclave.

Figurarás como padrino o madrina

Siempre y cuando mantengas tu colaboración figurarás públicamente como padrino o madrina del enclave.
Te pedimos una dedicación de 5 minutos al año. Solo tendrás que rellenar un sencillo formulario.

Para darte de alta...

Mándanos un email a museodelcid@gmail.com con los siguientes datos:
Nombre y apellidos
Tu nombre no lo difundiremos. Será privado entre tú y nosotros.
Nombre Público
Es el nombre que mostraremos en la web. Puede ser tu nombre y apellidos si lo deseas, que en este caso si será público, o tu apodo.
Email
Será un dato privado, así que no lo difundiremos.
Nombre del Enclave que quieres apadrinar.
¿Por qué has elegido este enclave?
Esta información es opcional y será privada, no la difundiremos.

¿Qué datos te pediremos cada año?

Necesitaremos que valores, para cada uno de tus enclaves, lo siguiente:
Estado de Conservación: 0 a 5
¿Está cuidado? ¿Existen elementos deteriorados, sucios o con pintadas? ¿Hay hiervas o grietas?
Accesibilidad: 0 a 5
¿Es fácil llegar hasta el lugar que alberga el enclave? Esta pregunta no implica acceso a discapacitados, sino la dificultad de llegar al enclave bien sea por vehículo o andando. Tampoco implica que el lugar esté lejos de un nucleo urbano, sino que sea accesible.
Si puedes llegar sin dificultad en coche, bici o andando, la valoración será 5.
Accesibilidad para personas con movilidad reducida: 0 a 5
¿Es fácil llegar hasta el lugar que alberga el enclave para una persona con discapacidad?. ¿Puede, por ejemplo, entrar en el edificio o hacer la visita sin complicaciones?. Muchas veces la dificultad no existe, pues se puede llegar en coche. Pero otras veces hay distancias insalvables como escaleras o rampas imposibles.
Señalización: 0 a 5
¿Está bien señalizado? ¿Es facil o dificil llegar al lugar atendiendo a la señalística del entorno?
Difusión: 0 a 5
¿Aparece en las guías locales, comarcales o regionales?
[Ocultar] Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.