Museo del Cid

Jerónimo Visque de Perigord, autor del Poema de Mio Cid

  • Javier Sainz Moreno sitúa al autor del Cantar dentro de la clerecía en su sentido más restringido, como hombre de iglesia, perteneciente, por ejemplo, a la demarcación de Fresno de Caracena, del obispado de Burgos, o incluso atribuyendo la autoría al propio obispo don Jerónimo, que acompaña al Cid en todas sus empresas militares. Javier Sainz Moreno llega a esta conclusión debido a una serie de hechos. La Torre del Galllo de la catedral de Salamanca fue lo que le condujo al autor del Poema de Mío Cid, el campeador durante su campaña de Valencia, el clérigo guerrero hecho por el primer obispo de la ciudad, el monje cluniacense traído a España por Bernard de Sérdirac, primer arzobispo de Toledo y reformador cluniacense, el receptor de un importante donativo del Cid en el año 1098 y de otro de doña Jimena en el año 1101 entregándole en diezmo de sus bienes y confirmándole el donativo de su marido, ya muerto en el año 1099. Teniendo en cuenta que los almorávides ocupan Valencia en año 1102 Jerónimo de Perigord se ocupa ya como primer obispo de Salamanca de las obras de la catedral románica de Salamanca, pensando que Jerónimo Visqué hubiera dedicado a esa obra los donativos recibidos para la Iglesia de Valencia y que no habría podido gastarse allí dado el poco tiempo transcurrido entre los donativos y la nueva ocupación árabe de la ciudad en el año 1102. Pensando que había sido obra suya por el célebre cimborrio que corona su crucero, la conocida Torre del Gallo con elementos de procedencia francesa concretamente de Perigord.

      1. 1990
        Ediciones Eterno Retorno
        Colección Imposible
        1
        2ª edición
        246 páginas
        23x16 cm
        84-87640-00-1
        M-24163-1990
        Segunda edición, corregida y aumentada
      2. 1989
        Sainz Moreno, Javier
        1ª edición
        158 páginas
        13x20 cm
        84-404-4699-3
        M-21596-1989
[Ocultar] Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.