Museo del Cid

Cantar de Mío Cid: versión modernizada

  • Caja que incluye la versión modernizada y documentos en edición facsímil. Coeditan Modo Estudio Editores y Siloé Arte y Bibliofilia. La obra incluye las investigaciones del profesor Riaño y su mujer sobre la autoría del poema épico cidiano. La obra ha contado con la colaboración de Caja de Burgos, a través del programa de Ayudas a la Edición CREA 2012. es una edición especial que consta de: Un resumen de las últimas teorías de Timoteo Riaño y Carmen Gutiérrez Aja.
    Los Documentos y el autor del Cantar. El documento de donación de casas en Fresno de Caracena fechado en 1220, fue expuesto en las Edades del hombre en Burgos, 1990. El interés del documento radica en la aparición de Pero Abat como testigo de una donación de unas casas en Fresno de Caracena, lugar en el que desempeñaba su función como clérigo. Por consiguiente no parece anticientífico admitir que Pero Abat (Clérigo de Fresno de Caracena por los años 1220) fuese el autor del Cantar de Mío Cid en 1207. Este Per Abat también aparece en un documento de 1219 de Gumiel de Izán, en donde se dice que tiene una casa familiar, heredada de sus progenitores, hecho revelador de su origen gomellano. «Allí nació Per Abat», quien habría recibido sus primeros estudios bajo la dirección de su arcipreste, como haría pocos años antes Santo Domingo de Guzmán. Con 31 años Per Abat figura como canónigo del Cabildo de Osma, del que era superior el citado santo. Así, concluyen que siendo cura de Fresno y canónigo de Osma conocía bien la región; que por su educación se entienden sus conocimientos teológicos, litúrgicos y monásticos así como el acendrado espíritu religioso que empapa el Cantar; que por ser oriundo de Gumiel de Izán se comprende el conocimiento de Burgos y de San Pedro de Cardeña; que ser canónigo de Osma, regentada por varios obispos franceses, se explica la «manifiesta influencia francesa» del Cantar; que ese Per Abat, de Gumiel de Izán, canónigo de Osma es el hombre que en el año 1207 escribió de su puño y letra el poema medieval más importante de la literatura castellana. Sólo él, afirma Riaño desde la eternidad, «reúne todos los requisitos para ser considerado como el autor del Cantar de Mio Cid. Si el conocimiento geográfico es considerado fundamental, los autores concluyen que el autor tiene que ser «de la Extremadura Oriental Castellana» porque conoce bien esa región, de forma precisa y minuciosa en toponimia y escenarios como el de Corpes, especialmente los cercanos a Fresno de Caracena (en un radio de unos 20 kms se recorren una gran cantidad de topónimos en el Cantar). Y que era eclesiástico y no laico. «Un clérigo culto por los especiales conocimientos de todo tipo: teológicos, jurídicos, políticos, bíblicos, literarios». En su investigación admite que pudo haber ( y de hecho hubo) muchos Abat en aquella Castilla, pero sólo uno que reuniera las características de haber vivido a finales del siglo XII y comienzo del XIII; ser clerical, dados los sentimientos religiosos que aparecen en el Cantar (y un clérigo culto, como decíamos); ser o haber vivido en la zona de San Esteban de Gormaz a juzgar por el minucioso conocimiento que el autor del Cantar tiene de esta región. La edición cuenta con dos documentos en edición facsímil elaborados por Editorial Siloé. Documento de donación de casas en Fresno de Caracena: Medidas (165 x 190 mm). Ofrecimiento de unas casas de Fresno de Caracena a Santa María y al Cabildo de Osma. Documento de 1219 de Gumiel de Izán en donde se dice que tenía una casa. Cambio entre el Abad del Monasterio de San Pedro de Gumiel y don García López. Archivo Histórico Nacional. Estos documentos son claves para la teoría sobre el autor del Cantar de Mío Cid de Timoteo Riaño.

      1. 2012
        Siloé arte y bibliofilia
        1ª edición
        320 páginas
        17 x 24 cm
        978-84-935954-3-2
        BU-178-2012
[Ocultar] Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.