Alvar Fáñez. Trayectoria histórica del defensor del reino de Toledo (1085-1114)

  • Las conclusiones del presente estudio son en verdad sorprendentes. A título de ejemplo, el lector descubrirá que Alvar Fáñez no fue el lugarteniente del Cid. En realidad, solo acompañó a Rodrigo Díaz, el Campeador, en sus aventuras y desventuras literarias. En estas páginas se pone de manifiesto que su verdadera trayectoria histórica estuvo muy alejada de la popularmente transmitida en las crónicas medievales cristianas, influidas desde muy temprano por los cantares de gestas, y recogida por toda la historiografía tradicional hasta prácticamente nuestros días. Las fuentes documentales conservadas de los reinados de Fernando I, Alfonso VI y Doña Urraca, así como los textos de los autores musulmanes coetáneos o más próximos a su época (que en algunos casos sólo se han conocido al completo a lo largo de la segunda mitad del siglo XX), permiten hoy una revisión seria y rigurosa de los hechos protagonizados por Alvar Fáñez y los restantes personajes del periodo. Ese es ahora un objetivo cumplido: a lo largo de los diversos apartados en los que se ha organizado el presente estudio se ha ido dibujando el verdadero perfil histórico de un auténtico héroe: Alvar Fáñez. El libro en sí consta de dos partes, bien definidas y muy bien tratadas cada una de ellas. La primera, que lleva por título “Alvar Fáñez, entre la historia y la leyenda”, muestra un exhaustivo análisis de todas las fuentes, tanto literarias como documentales, que a lo largo de los siglos han hablado de Alvar Fáñez y que le han constituido en un ser legendario del que había muy poco de real. Interesante esa indagación, profunda y variada (Lucas de Tuy, Ximénez de Rada, el Cantar de Mio Cid, la historia de Alfonso X, etc) en los cantares, las mitologías, los dichos pueblerinos, las conquistadas imaginadas, las noches de luna y estrellas. La segunda parte, clave en la obra, se titula “La verdadera trayectoria histórica de Alvar Fáñez”, y es en la que Ballesteros aporta su larga y profunda investigación, documental en muchos casos, bibliográfica en la mayoría, llegando a la conclusión de que aquel infanzón, con posible orígenes familiares en el valle burgalés de Urbaneja, fue el principal colaborador de Alfonso VI en el nuevo reino de Toledo tras su conquista en 1085. Y aun más, nos da la noticia novedosa de que durante los años de guerra civil que se vivieron en los reinos de León y Castilla tras la muerte de Alfonso VI (en 1109), el caballero Alvar Fáñez quedó convertido en la práctica en líder solitario de los territorios de la frontera del Tajo, donde consiguió hacer frente a los sucesivos intentos de los almorávides por recuperar Toledo, salvando para la cristiandad europea el nuevo reino peninsular.

      1. 2014
        Intermedio Ediciones
        1ª edición
        242 páginas
        17 x 24 cm
        978-84-9429611-6
        GU-89-2014
[Ocultar] Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.